Adentrarse en el mundo del maquillaje de fantasía

Adentrarse en el mundo del maquillaje de fantasía

Marina Bardají, creadora de Marina Purpurina

Podemos estar confundidos en el momento de decidir qué queremos estudiar o cuál es la mejor opción para conseguir un bienestar laboral. No pasa nada por haberse equivocado o desviado del camino; la cuestión es poder encontrar aquello que nos motiva y nos despierta interés en este preciso momento de nuestra vida.

“Cuando empecé a preparar la sesión tenía claro que quería facilitarles las herramientas necesarias para que pudieran empezar a adentrarse en el mundo del maquillaje de fantasía, y poder acercarlos un poco a la realidad que se pueden encontrar mientras trabajan. Tengo que decir que se han cumplido mis expectativas y que he recibido más de lo que esperaba. De hecho, esperaba unos jóvenes que simplemente escucharían mis palabras y tomarían algún que otro apunte. Pero me ha sorprendido gratamente verlos entusiasmados y curiosos al descubrir los secretos de esta profesión.

La pregunta que más me ha llamado la atención y que seguramente conocer la respuesta también les habrá sorprendido a ellos, es si mi formación académica ha estado ligada desde un principio al maquillaje de fantasía. La respuesta es no; es más, todo el que he aprendido ha sido de forma autodidacta. Podemos estar confundidos en el momento de decidir qué queremos estudiar o cuál es la mejor opción para conseguir un bienestar laboral. No pasa nada por haberse equivocado o desviado del camino; la cuestión es poder encontrar aquello que nos motiva y nos despierta interés en este preciso momento de nuestra vida.

En esta profesión se encontrarán situaciones en las cuales habrá clientes potenciales que intentarán regatear a la baja el precio del servicio, bien porque consideran que es demasiado caro el que pides; creen que es fácil lo que haces y cualquiera con unos pinceles en la mano es capaz de hacerlo; quieren buena calidad a un precio muy bajo, etc. Sea cual sea la explicación que te den, es algo que no tiene nada que ver contigo como profesional. Tienes que valorar tu trabajo, ponerle un precio en concordancia y no bajarlo. En el momento en que una persona no es capaz de valorar tu trabajo, tienes todo el derecho a decidir si te interesa tenerlo como cliente o no. Tú decides.

Poder aportar mi granito de arena en su aprendizaje laboral ha sido una experiencia realmente muy enriquecedora. Me gustaría acabar recordandoles que con dedicación, esfuerzo y pasión podrán conseguir todo aquello que se propongan. ¡Muchas gracias y hasta la próxima!”.

Si te ha gustado el artículo, aquí encontrarás las fotos de la sesión!

Comparteix a les xarxes... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
No hay comentarios

Publica un comentario

*

Danos voz

periscope02

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per emmagatzemar informació en el seu equip. Algunes d’aquestes cookies són essencials per fer que el lloc web funcioni y per permetre’ns recol•lectar característiques d’ús de la web. Al continuar utilitzant aquest lloc web vostè accepta l’ús de cookies en el seu dispositiu a no ser que vostè les hagi desactivat. Clica sobre l’enllaç per saber més sobre la nostra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies